Como empoderar a las mujeres

El empoderamiento femenino es un tema importante en todo el mundo. En muchos países, las mujeres están subrepresentadas en la fuerza laboral, carecen de igual acceso a los recursos y enfrentan muchos más obstáculos y obstáculos en sus vidas diarias que los hombres. Incluso los países con políticas progresistas no han logrado equilibrar completamente el campo de juego. Aquí es donde entra el empoderamiento. A nivel individual y social, el empoderamiento femenino es un proceso importante que mejora la cultura y ofrece a las mujeres muchas más oportunidades nuevas. Pero, ¿cómo se ve el empoderamiento en la vida real? ¿Cómo se puede empoderar a las mujeres y empoderar a otros a su vez? Vamos a ver.

Empoderar a las mujeres a través de la educación

La primera estrategia que las mujeres pueden usar para tomar el poder es la educación. Esto proporciona una base sólida para cualquier trabajo y abre nuevas posibilidades y oportunidades. Esta es la razón por la que el acceso a la educación para las mujeres a menudo es limitado en países o culturas que esperan mantenerlas calladas y conformes. La educación es absolutamente esencial porque les brinda a las mujeres el conocimiento, las habilidades y las herramientas para construir una vida mejor para sí mismas.

No se refiere solo a la escuela formal, aunque esto es importante, por supuesto. La educación formal, por ejemplo, el acceso a la universidad o incluso a la educación primaria básica les brinda a las mujeres la oportunidad de acceder a mejores empleos y empoderarse a sí mismas para hacerlo mejor. También se refiere a la posibilidad de aprender diferentes habilidades, como conducir, abrir un negocio o simplemente arreglar las luces o hacer impuestos. Aprender más habilidades y tener nuevos conocimientos es una forma de fortalecerse y atreverse a probar cosas nuevas. Aprender a conducir puede ayudar a una mujer a salir más, mientras que saber cocinar puede proporcionar oportunidades para ganar su propio dinero. La educación ofrece una sensación de empoderamiento porque genera confianza, ayuda a conocer gente nueva y amplía los horizontes personales.

Educar es también una forma de compartir el poder. Una mujer puede ofrecer enseñar sus conocimientos y habilidades con otras personas para ayudarlas a tener más confianza o acceder a nuevas oportunidades. La educación es a menudo la mejor estrategia para empoderar a las mujeres y ayudarlas a empoderarse unas a otras.

Puedes usar la educación para empoderarte buscando el desarrollo profesional y personal. ¿Qué habilidades y conocimientos te gustaría tener? Considera especialmente aquellas cosas que podrían estarte frenando o que sientes que son un desafío para ti. Dominar algo que te resulta difícil puede darte un gran impulso de confianza y ayudarte a sentirte en control y empoderado.

Impulsando las voces femeninas

No es posible hablar sobre el empoderamiento femenino sin que haya tantas mujeres en la conversación como sea posible. Muy a menudo, es fácil suponer que se sabe cuál es la mejor manera de ayudar a las mujeres dentro de una comunidad u organización y no consultar lo que tienen que decir. Las mujeres sabrán lo que necesitan y darán ideas valiosas para buscar su propio empoderamiento. Es importante crear espacios para las voces femeninas y amplificarlas para garantizar que las mujeres involucradas en el proceso sean escuchadas, especialmente aquellas en posiciones vulnerables, por ejemplo, los grupos marginados.

Impulsar las voces de otras mujeres es otra forma poderosa de ofrecer empoderamiento. Las mujeres que tienen plataformas, alcance o autoridad pueden usarlas para darles a otras mujeres una plataforma, compartir su trabajo o amplificar lo que están diciendo.

Cuando las mujeres sienten que tienen una voz y una oportunidad para hablar y ser escuchadas, esto proporciona una sensación de poder. Silenciar las voces femeninas es una forma de mantener a las mujeres bajas, por lo que aumentar lo que tienen que decir es un paso importante hacia la capacitación.

¿Cómo puedes seguir esta estrategia? Busca oportunidades para hablar y hacer oír tu voz. Participa en los eventos que te dan la oportunidad de plantear tus propias preocupaciones. No se silencie y afirme sus límites cuando otras personas intenten hacer esto. Si tiene la oportunidad, dé a otras mujeres la oportunidad de hablar y apoyar sus voces.

Promover la hermandad

Hay muchas ideas dañinas acerca de las mujeres dando vueltas. Una de las más peligrosas es la idea de que las mujeres no pueden construir amistades fuertes o comunidades fuertes porque compiten entre sí. Este es un mito muy dañino, y contrarrestarlo hace mucho para empoderar a las mujeres. Construir conexiones con otras niñas y mujeres, tutorías, comunidades y grupos destinados a unirlos es un camino hacia el empoderamiento.

La hermandad, cuando las mujeres se apoyan entre sí, es poderosa porque les proporciona modelos, mentores, amigos, empleadores, empleados y otros contactos potencialmente útiles. Les ofrece espacios más seguros donde las mujeres pueden creer y elevarse mutuamente a través de la colaboración. La creación de redes profesionales y personales de otras mujeres es una forma de fortalecerse y otorgar este poder a otras mujeres también.

Puede buscar grupos o comunidades existentes. Hay muchos programas profesionales y redes que atienden a las mujeres. Si te sientes más ambicioso, puedes elegir desarrollar el tuyo. Además de esto, la hermandad significa darles a las mujeres profesionales una oportunidad y buscar sus servicios cuando puedas.

Trabajar hacia la igualdad de género

El empoderamiento no puede ocurrir en un entorno donde las mujeres son empujadas sistemáticamente hacia abajo. Discriminación, prejuicio, violencia; Estas son todas las cosas que lastiman a las mujeres individualmente y como grupo. Trabajar por la igualdad y construir una sociedad que no permita la discriminación ayuda a las mujeres a reclamar su poder. ¿Qué implica esto?

Esto significa estar activo política o socialmente dentro de su comunidad para hablar y promover las políticas que ayudan a las mujeres. Puede significar participar en organizaciones benéficas que apoyan a las mujeres o que trabajan para reducir la violencia de género. Puede significar cerrar conversaciones sexistas en su lugar de trabajo o educar a las personas sobre la importancia de la educación femenina.

El proceso de cambio de sociedad es lento, pero hoy se está moviendo más rápido gracias a todo el progreso que ya se ha hecho. Las mujeres en muchos lugares están en una posición única para mejorar sus propias vidas, las vidas de sus hijas y las vidas de otras mujeres que se encuentran en situaciones vulnerables. Aprovecha y haz lo que puedas. Ser parte del cambio social es potenciar a su manera, ya que te ayuda a sentir que estás haciendo una diferencia para ti y para los demás.

El empoderamiento es un proceso complejo que involucra tanto el cambio individual como el social. Como mujer, puede participar en ambas y encontrar maneras de mejorar la vida para usted y su comunidad. Tome el poder que puede tener aprendiendo más, haciendo más y uniendo fuerzas con otras mujeres.

Escrito por

Alina

Alina

Alina es una psicóloga y escritora que cree en capacitar a las personas a través de la psicoeducación. Actualmente reside en la Ciudad de México y está llevando a cabo una variedad de proyectos.

Nos inspiramos en

Síguenos